Votación dividida y sesgo del comunicado hacen inminente nuevo recorte de la TPM en septiembre

Economia

Written by:

En su Reunión de Política Monetaria (RPM) de hoy, el Consejo decidió mantener la Tasa de Política Monetaria (TPM) inalterada en 2,5%, tal como era ampliamente esperado. Sin embargo, la votación dividida -con el consejero Pablo García inclinado por un recorte de 25 puntos base-, sumado al reconocimiento de bajas presiones inflacionarias, un crecimiento más lento de lo esperado y riesgos adicionales para la actividad abren de manera clara la puerta a nuevos ajustes, que estimamos se podrían materializar a partir de la RPM de septiembre.

El comunicado es explícito en señalar que “la información acumulada desde la publicación del último IPoM ha incrementado los riesgos sobre la oportuna convergencia de la inflación a la meta en el horizonte de política”. Por lo mismo, los consejeros estiman que, de persistir estas tendencias, será necesario reducir nuevamente la TPM. El comunicado deja abierto el tamaño de los futuros recortes, al señalar que en su próximo IPoM calibrará la magnitud del estímulo monetario adicional requerido.

Después de la sorpresiva rebaja de 50 pb en la última reunión, el mercado rápidamente internalizó que habría nuevos ajustes en la TPM, lo que se vio reflejado en caídas de las tasas swap a lo largo de toda la curva. En los últimos días, las reducciones en la parte más larga se acentuaron (la swap a 10 años se transó a 3,04% durante el día, muy por debajo de los 3,2% de hace una semana), apuntando a dos recortes que acumularían 50 puntos base al cierre de 2019 y luego una mantención prolongada.

Estimamos que el débil crecimiento que exhibe la actividad y una inflación contenida, que seguirá en la parte baja del rango de tolerancia, ameritan un impulso monetario adicional. De acuerdo con nuestro escenario, el PIB se expandirá 2,7% o incluso menos durante el año, mientras que la inflación cerrará en 2,6%. Dado lo anterior, el estímulo adicional debiese ser de 50 puntos base, a materializarse en una sola reunión (septiembre) o en reuniones consecutivas (septiembre y octubre). Consideramos que un ajuste de solo 25 puntos base en la TPM no sería coherente con el cambio en las perspectivas para la actividad y la inflación que debiese recoger el próximo IPoM.

Comments are closed.