Educacion

Tarapacá disminuye en 60% denuncias por exigencias de textos, útiles y uniformes escolares

Con el objetivo de mantener informados a los apoderados y resguardar el derecho de los estudiantes a no ser discriminados, el seremi de Educación de Tarapacá, Claudio Chamorro y el Director Regional de la Superintendencia de Educación, Ricardo Villalba informaron sobre la normativa vigente y las denuncias en materia de uniformes, útiles y textos escolares.

El seremi de Educación reiteró que los colegios deben respetar los derechos de padres y estudiantes: “Se hace un llamado a que se ponga en vigencia y se haga respetar el impedimento que tienen los establecimientos educacionales de exigir marcas o proveedores específicos para las listas de útiles, uniformes y textos escolares. No puede existir discriminación por parte de los establecimientos para impedir que algún alumno que no cuente con la marca del útil escolar o componente del uniforme sea impedido de acceder a la educación. El llamado es a potenciar a los apoderados respecto del empoderamiento de sus derechos”, acotó Chamorro.

Respecto de los textos escolares, la máxima autoridad en Educación de Tarapacá explicó que el Ministerio de Educación ha efectuado mejoras en los libros que año tras año distribuye a los establecimientos educacionales subvencionados. “Hoy en día el Ministerio efectuó modificaciones a los textos escolares que se entregan gratuitamente a los establecimientos y las editoriales pueden acceder a estos contenidos que son de la misma calidad de los textos privados y de un valor infinitamente más económico. Ahí hay una alternativa para que apoderados accedan a textos escolares de la misma calidad que los tradicionales, de las editoriales privadas, pero a menor costo” explicó el seremi Chamorro.

El Director Regional de la Superintendencia de Educación, Ricardo Villalba explicó que tras la difusión de la circular sobre Textos, uniformes y útiles escolares, en Tarapacá han disminuido las denuncias por exigencias no contempladas en la normativa: “Durante el 2018, después de la difusión de una circular y la concientización de las familias, sólo recibimos 10 denuncias con respecto a la exclusión de clases por no tener el uniforme, a las exigencias del uniforme dentro del establecimiento y la exigencia de ciertos útiles o materiales para la sala de clases. El año 2019 bajamos en un 60% esas denuncias, es decir, sólo tuvimos 4 denuncias respecto de estos temas y ello ocurrió porque los apoderados están mucho más empoderados de lo que pueden hacer o exigir”, manifestó.

Villalba agregó que frente a situaciones de incumplimiento, los apoderados pueden llegar a un acuerdo con el establecimiento educacional o, de no corregirse la situación, pueden efectuar una denuncia en la Supereduc. “Los apoderados puedan apelar a que esto no es una exigencia y puedan llegar a un acuerdo con el establecimiento educacional. Si persiste el problema pueden hacer la denuncia ante la Superintendencia de Educación en la página web www.supereduc.cl o simplemente viniendo a nuestras oficinas en calle Esmeralda 340, oficina 810 para poder establecer la denuncia y nosotros la tramitamos. Lo que buscamos siempre es subsanar el problema y, si no es así, la denuncia seguirá el proceso administrativo correspondiente”, indicó.

Finalmente el director de la Supereduc agregó que los establecimientos que incumplen la normativa sobre estas materias pueden arriesgar una amonestación por escrito o multas de hasta 50 UTM.