ECONOMIA & INVERSIONES EMPRESA & EMPRESARIO GOBIERNO NACIONAL NEGOCIOS PARLAMENTO SOCIEDAD

Senador Rossi califica maquiavélico proyecto de ampliar salas cunas financiado por trabajadoras mediante seguro de cesantía

Propone un financiamiento compartido entre el Estado (un tercio) y el empleador (dos tercios), sin ninguna carga  a las trabajadoras y trabajadores porque se trata de un derecho.

Fulvio Rossi Ciocca PS“Es Lamentable que una vez más, el gobierno como lo hizo en el post natal, en la eliminación del 7 por ciento a los jubilados, con el ingreso ético familiar, esté engañando a la población enviando un proyecto con pura letra chica que le quita más beneficios a la gente”, dijo.

Como “absurdo, malo y maquiavélico” calificó el jefe de la Bancada de Senadores PS Fulvio Rossi  el anuncio del gobierno de enviar al Congreso un proyecto de ley de salas cunas para todas las mujeres trabajadoras financiado por un tercio del seguro de cesantía de los propios trabajadores o trabajadores.

“El gobierno de Piñera no ha encontrado mejor forma que financiar el aumento de las sala cunas para la trabajadores con el fondo de cesantía, con lo cual está desvistiendo un santo para vestir otro, porque un 1% de ese 3% del fondo de cesantía iría a financiar el aumento de cobertura de sala cunas, o sea, el que financia al final del día este beneficio social para las trabajadoras son los trabajadores y trabajadoras, porque quienes ocupan los recursos del fondo del seguro de cesantía son esos mismos trabajadores y trabajadoras”, precisó Rossi.

Recordó que el seguro de cesantía se creó bajo el gobierno de Ricardo Lagos “justamente para proteger a trabajadores y trabajadores en un mundo donde el mercado el trabajo es tremendamente inestable. Este seguro de cesantía permite que el trabajador o trabajadora que ha perdido el trabajo pueda tener un pequeño colchón para que pueda subsistir mientras encuentra otro trabajo, Se trata de un fondo tremendamente importante que hoy perfectamente podríamos perfeccionar. Ese fondo se compone de un 3% de las cotizaciones, del cual un 0,6 de cargo del trabajador”.

Insistió que la propuesta del ejecutivo “es muy mala porque debilita y desmantela un instrumento que es fundamental para los trabajadores, financiando un derecho social de la mujer con recursos de los propios trabajadores sin participación del empleador y del Estado”.

Recordó que hace un año, parlamentarios de la oposición presentaron un proyecto de ley que fue declarado inadmisible porque requería gastos del Estado.

“Nuestra propuesta lo que buscaba era establecer un financiamiento distinto y que no significase como la propuesta del gobierno debilitar el seguro de cesantía. Proponemos un financiamiento mixto entre el Estado y el empleador. Hay algo más de 170 mil niños menores de  2 años y otros tantos que llega a los 3 años, pero si uno considera que el promedio de una sala cuna cuesta 160 mil pesos podemos llegar a una cifra de 150 millones de dólares al mes. Esto se divide en tres tercios: un tercio lo pone el Estado (200 millones de dólares al año)  y los otros 2 tercios el empleador, una cifra de  $3873 x trabajador porque son 4, 5 millones de trabajadores que cotizan en Chile, eso significa que todas las mujeres tengan cobertura sin quitar otros beneficios”, detalló.

Sostuvo que “el gobierno está acostumbrado a la letra chica y más encima le agrega un requisito que es que la mujer tenga 15 cotizaciones previsionales, con lo cual muchas mujeres van a quedar afuera, porque algunas tienen menos cotizaciones y las que recién encuentra trabajo ninguna”.

Por eso, hizo un “llamado al gobierno a que recoja la idea que planteamos hace un año atrás y que establece un mejor sistema de financiamiento porque no perjudica a los trabajadores y trabajadoras».

Insistió que se trata de una “fórmula absurda y maquiavélica de financiamiento porque no hay ningún estudio que demuestre que el seguro de cesantía no está sirviendo, muy por el contrario ha tenido un impacto muy importante en la calidad de vida de los trabajadores cuando quedan sin pega y uno podría pensar en perfeccionarlo”.

“Encuentro lamentable que una vez más, el gobierno como lo hizo en el post natal, en la eliminación del 7 por ciento a los jubilados, con el ingreso ético familiar, está engañando a la población enviando un proyecto con pura letra chica que le quita más beneficios a la gente que los beneficios que dice va entregar”, sostuvo.

Dijo que lo más grave es querer financiar un beneficio que “a nuestro juicio debiese ser un derecho de la trabajadoras, con un fondo tan trascendente como es el del seguro de cesantía. Al final quien financia el beneficio son las propias mujeres, porque quienes utilizan el fondo de cesantía son los trabajadores y trabajadoras cuando pierden el empleo en un mercado laboral muy inestable como es el actual”.

Enfatizó que El estado debe poner un tercio de lo que se requiere, o sea, 200 millones de dólares al año y los otros 2/3 restantes se dividen en una pequeña cantidad que aportaría el empleador a sus trabajadores: como son 4,5 millones de trabajadores y solo más de 170 mil niños, y $3873 por empleador. “Me cuesta entender que a alguien se le ocurra sacar el 1% del 3% que tienen los trabajadores, o sea sacar la tercera parte del seguro para financiar el beneficio de salas cunas”, precisó.

Sostuvo que el gobierno de Piñera se caracteriza por anunciar con bombos y platillos grandes beneficios, pero después cuando llegan los proyectos de ley al Congreso es otra cosa, “ayer el presidente Piñera le echaba la culpa a los parlamentarios de los problemas del país y yo diría que la responsabilidad mas bien es un presidente que tiene niveles de rechazo tan altos y niveles de aprobación tan bajo”.

“El gobierno del presidente Piñera nos tiene acostumbrados a enviar proyectos con una carga comunicacional muy fuerte, muy efectista, con una bonita puesta en escena y finalmente cuando ingresan los proyectos al Parlamento uno se encuentra que si bien la idea puede ser muy buena, la forma de presentarla termina perjudicando a las propias personas que pretende beneficiar”, finalizó.