SAG Tarapacá expresa preocupación por ataque a ganado por perros asilvestrados

perro asilvestradoEl aumento de casos de ataque de perros asilvestrados a ganado en la región es un tema que preocupa a las autoridades del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de Tarapacá, dado los perjuicios que provocan a esta actividad económica.

Así lo aseveró el Director Regional del SAG, Fernando Chiffelle, quien indicó que casos como la reciente muerte de una yegua en el sector de Playa Blanca producto del ataque de caninos es prueba del daño que estas jaurías provocan entre los ganaderos de la zona.

“Este no es un tema nuevo, ya que como Servicio permanentemente tenemos conocimiento de ataque a rebaños por parte de perros asilvestrados, que junto con implicar un problema económico para sus dueños, también representan un riesgo como reservorios y diseminadores de enfermedades que afectan tanto a especies silvestres como al ser humano”, recalcó Chiffelle.

En este sentido, la autoridad informó sobre los casos de ataques de caninos que se están evidenciando diariamente en la comuna de Colchane, afectando particularmente rebaños de corderos y llamas. “Este es un caso que nos preocupa, ya que puede ocurrir que estos perros que deambulan libremente por la frontera estén contagiados de rabia, puesto que en Bolivia desde el 2011 se han presentado brotes de la enfermedad, y son los caninos, los principales vectores”, acotó.

Asimismo, se refirió al grave desequilibrio que estas jaurías están provocando en los ecosistemas, producto del incremento en la predación sobre otras especies. A nivel regional y según el Estudio Poblacional Gaviotín Chico SAG 2012, el perro asilvestrado es uno de los principales problemas para la conservación de esta especie, la cual se encuentra en categoría ‘En Peligro’, según la Ley de Caza y el Reglamento de Clasificación de Especies del Ministerio de Medio Ambiente.

“El perro genera un impacto por uso de hábitat de diversas formas a los sitios de nidificación de estas aves presentes en nuestra región-, afectando directamente el grado de supervivencia de nidos, huevos y polluelos, así como también los ciclos naturales de juveniles y adultos que visitan cada año nuestra región. En este sentido es importante diferenciar, que el perro asilvestrado es aquel que perdió la condición de animal doméstico dependiente de una persona para sobrevivir, por ende conforman jaurías para  conseguir su propio alimento, generando un fuerte impacto en las poblaciones de animales silvestres, el ganado doméstico y en aves de corral”, agregó Vinko Malinarich, encargado Regional de Recursos Naturales Renovables del SAG Tarapacá.

Finalmente, Fernando Chiffelle, reiteró que el Ministerio de Agricultura, a través del SAG, ha realizado todos los esfuerzos y entregado todos los antecedentes técnicos que fundamentan la incorporación de los perros asilvestrados como especies dañinas en el marco de la Ley de Caza. “Porque como Servicio tenemos un rol que cumplir como organismo encargado de la protección de los recursos naturales renovables del país”, puntualizó.

prensa