COMUNAL EMPRESA & EMPRESARIO GOBIERNO PROVINCIAL SEGURIDAD SOCIEDAD TURISMO

Municipio de Iquique informó que faltan sólo detalles para apertura de Salón Tarapacá

Después de un año del comienzo de los trabajos, sólo algunos arreglos y tramitaciones restan para la esperada apertura del Salón Tarapacá.

Salon Tarapaca en IquiqueLa obra, heredada de la administración municipal de Myrta Dubost, presentó una serie de irregularidades que marcaron su retraso y que la actual administración debiera asumir, algunas observaciones con las que no cumplió la empresa contratista Lennox

El ex Cine Tarapacá, ahora llamado Salón Tarapacá, fue adquirido por la Municipalidad de Iquique durante la última administración de Jorge Soria Quiroga, ya que el inmueble salió a remate y el objetivo de su compra, era transformarlo en un salón auditorio para la ciudad.

Y sólo hace un año, y en torno a las elecciones municipales, fue que la administración anterior decidió comenzar los trabajos de remodelación de este lugar, los que según la propuesta presentada debían demorar 100 días. Asunto que a simple vista, y cómo se fue dando con el tiempo, era a todas luces irreal debido a la naturaleza propia de la restauración de un inmueble que, según expertos, siempre demora más que una construcción nueva.

Héctor Varela, director (s) de Obras Municipales, señaló que “lamentablemente, en esa época, las licitaciones se hacían en tiempos muy breves por lo que la empresa contratista Lennox no pudo cumplir con los plazos fijados y fue multada por 16 millones de pesos ya que, debió concluir los trabajos el 14 de Febrero y recién los entregó el 26 de abril”. Por esta situación, el 31 de mayo pasado, la DOM certificó el inmueble mediante “una acta de recepción provisoria con observaciones”.

Sin embargo, esta no fue la primera multa que recibió  Lennox pues la Dirección de Obras Municipales, bajo la presente administración, detectó que la contratista comenzó los trabajos sin el debido permiso de edificación, lo que significó el primer retraso en las obras.

Coincidentemente, la misma situación que vive el Salón Tarapacá la tienen varias sedes vecinales de Iquique, donde las empresas encargadas de su construcción, en general de fuera de la región, no cumplieron con toda la tramitación correspondiente, varias se encuentran paralizadas y la DOM se ha debido hacer cargo de ellas.

La tercera multa que recibirá Lennox, que asciende a 28 millones de pesos, responde a que no se hizo cargo de las observaciones que realizó la DOM una vez terminados los trabajos. Dichas observaciones, guardan relación con los servicios de electricidad y alcantarillado, entre otros, las cuales también han sido subsanadas por el municipio. En el caso de la electricidad,  se debió cancelar a ELIQSA la suma de 286 mil 552 pesos más el Impuesto al Valor Agregado (IVA), a costo de las arcas de la ciudad.

A pesar de todo esto, y tras un año de espera por parte de la comunidad, el Salón Tarapacá comienza a dar los últimos pasos para abrir sus puertas. Hoy sólo resta conseguir las certificaciones de Aguas del Altiplano, para que el recinto sea recibido por la Dirección de Obras Municipales.

Otro ejemplo de que las obras de envergadura, o de alto impacto, deben ser bien pensadas y ejecutadas, para que no se vean envueltas en retrasos o incluso abandonos, por parte de los contratistas. En el caso del Salón Tarapacá, hubo un retraso de 68 días en la edificación, por una obra que le terminó costando al Estado 570 millones 280 mil 210 pesos.