ANALISIS & ESTUDIOS ECONOMIA & INVERSIONES INTERNACIONAL POLITICA & POLITICOS SOCIEDAD

Mineras pierden US$ 332 mil millones en bolsa durante el 2013 por baja de commodities

Bloomberg terminalPese a la recuperación de los precios de muchos metales en las últimas dos jornadas, gracias a un repunte industrial en China durante julio, el desempeño en bolsa de las principales mineras del mundo refleja un duro lastre monetario.

Según datos de Bloomberg, las 100 mayores firmas del rubro han perdido 27,2% de su capitalización bursátil en 2013; es decir, más de US$ 322.537 millones.

La espectacular cifra —muy superior al PIB que obtuvo Chile el año pasado por US$ 268.000 millones— se respalda, por ejemplo, al ver que la mayor minera del mundo, la australiano-británica BHP Billiton, acumula un retroceso de casi 16% en el año. Otro gigante de la industria, Río Tinto, registra una baja en su valor bursátil superior a 18%.

En el caso de Glencore Xstrata, del Reino Unido, el valor en bolsa ha subido 42,8%, explicado por la fusión de ambas compañías aprobada por las autoridades en abril pasado. Pese a esto, el precio de las acciones de la firma ha bajado 13% en el período.

Tanto BHP como Xstrata tienen proyectos mineros en el norte de Chile a través de la explotación de los yacimientos de Escondida y Collahuasi, respectivamente. Antofagasta Minerals, la firma nacional controlada por el grupo Luksic y que transa sus acciones en Londres, también ha visto una merma con un descenso de 36% en su capitalización bursátil.

Según el presidente ejecutivo de Globalfolio, Alejandro Hirmas, el mal desempeño bursátil de las mineras se debe “a la conciencia” de la desaceleración económica de China, principal consumidor mundial de materias primas, lo que ha tenido como efecto una caída en el precio de los commodities.

“A esta realidad se debe agregar la inmensa demanda adicional de productos financieros ligados a estos recursos, que pueden ser varias veces la demanda física. Al retirarse este factor, impacta los precios de manera exagerada”, indicó.

Por ejemplo, si bien el precio del cobre ha subido 4,2% en los últimos dos días de transacciones (hasta US$ 3,25 la libra), el metal rojo acumula una baja de casi 9,2% en 2013. La plata lidera los retrocesos, pues su valor ha cedido 32% en el año, mientras que el oro muestra un descenso de 21,6% entre enero y la primera semana de agosto.
Escenario a corto plazo

Las mineras ligadas al oro poseen el panorama más incierto, según Camilo Larraín, estratega de Bice Inversiones.

“El precio del metal amarillo enfrenta un escenario de debilidad de precios. Por mucho años su cotización fue al alza al ser un instrumento de refugio frente a la incertidumbre financiera global, y este año comenzó a romperse esta burbuja”, dijo.

“Si las tasas soberanas comienzan a subir en el mundo, también habrá un presión sobre el precio del oro, porque la renta fija se hace más atractiva”, agregó.

Respecto de las mineras del cobre, Larraín explica que el panorama es más estable, porque el precio de este metal se sostendrá en torno a US$ 3, debido a “que los catalizadores de oferta y demanda real son mucho más fuertes”.

Los expertos creen que dependiendo del rendimiento económico de China, las perspectivas tenderán a ser más positivas.

Sin embargo, Hirmas señaló que “el momentum de demanda financiera y el impacto sobre las bolsas podrían tener algún rezago. Tampoco es menor el hecho de que al mismo tiempo existe un temor acerca del retiro de los estímulos monetarios por parte de la Fed en Estados Unidos”. (EN)