EDUCACION & INSTRUCCION EMPRESA & EMPRESARIO POLITICA & POLITICOS SOCIEDAD

Los nuevos desafíos laborales que plantea la “Generación Y”

Thierry Guihard Director General Sodexo Servicios de Beneficios e IncentivosPor: Director General Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos, Thierry Guihard

Hace no muchos años, uno de los principales objetivos de los profesionales jóvenes era hacer carrera en una empresa determinada. Buscaban una buena compañía, obtener un sueldo acorde y ascender en ella. Hoy esta figura ha cambiado radicalmente y cada vez es más habitual encontrarnos con una nueva generación de profesionales, abiertos a los cambios y motivados por prácticas e iniciativas positivas y lugares de trabajo centrados en las personas.

Se trata de la “Generación Y”, jóvenes que bordean los 30 años, que tienen necesidades mucho  más dinámicas, y que requieren de ambientes laborales eficientes, efectivos y flexibles y que tomen en cuenta el bienestar total de sus empleados. Por naturaleza, son profesionales creativos, que crecieron en un entorno tecnológico, lo que representa un gran desafío para las empresas en materia de retención de talento.

En Chile, diversos estudios reafirman están tendencia. Una investigación realizada por Laborum en 2012 reveló que más del 86% de los jóvenes menores de 35 años reconoce que se cambiaría de trabajo el mismo día que ingresa a uno nuevo, un 30% acumula seis trabajos desde que comenzó su vida laboral, un tercio no duró más de dos años en su último trabajo y dos de cada tres piensa dejar su actual empleo antes del 2014.

Frente a este escenario, las empresas debemos cambiar nuestras estrategias de retención y considerar que para esta generación la flexibilidad, la valoración y el reconocimiento son fundamentales para aumentar su motivación y rendimiento laboral.

Es primordial que las empresas adopten nuevas herramientas que les permitan retener a la “Generación Y”. A modo de ejemplo, en Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos tenemos el  Programa “ReconoSER”, orientado a gestionar la excelencia y la felicidad de los colaboradores a través de iniciativas que les permiten a las compañías alinear los sueños de su gente y con sus objetivos estratégicos, logrando así una mayor motivación y los mejores resultados. Este programa es una innovación, y a la vez, un llamado a las empresas a apoyarse en un instrumento metodológico de motivación de las personas. Está comprobado que es preciso valorar a las personas para crear valor.

La importancia de la personalización para mantener a estos jóvenes profesionales también es primordial. Las empresas deben conocer a sus empleados, saber qué le motiva a cada uno y tener en cuenta sus diferencias. El diseño de ofertas personalizadas, como programas de beneficios de acuerdo a sus propios intereses, es muy importante al momento de retener a estos jóvenes.

Igualmente las compañías modernas deben concederle un valor importante a la flexibilidad laboral, considerando que la “Generación Y” busca un real equilibrio entre vida personal y profesional. Precisamente, la investigación de la consultora Thesis en 2012 a jóvenes chilenos, evidenció que más del 81% elige trabajar en una empresa que le permita tener un horario flexible.

Sin duda, la “Generación Y” llegó para quedarse en el mundo laboral y las empresas deben poner sobre la mesa el tema de cómo retenerlos y abordarlos con decisión, entendiendo que la motivación laboral es la mejor herramienta para crear valor en las compañías y que se trata de un asunto de mutuo beneficio para el trabajador y el empleador.  Un profesional motivado es feliz optimista, enérgico y agradable, reuniendo todas las condiciones necesarias para que la compañía obtenga resultados positivos.