EDUCACION & INSTRUCCION JUSTICIA & LEY SOCIEDAD

Lanzan libro que denuncia situación de maltrato y extrema vulnerabilidad sufrida por una niña boliviana

“Todos fueron culpables. La historia de una niña inmigrante violada y asesinada en Carrizal Bajo” es el título de la obra que relata un caso que fue representado por Fundación Amparo y Justicia.

Lanzamiento del Libro - Todos fueron culpables. La historia de una niña inmigrante violada y asesinada en Carrizal Bajo“Una niña boliviana llega con su familia a la ciudad de Copiapó en busca del sueño de la abundancia por el auge minero. Los ojos de la pequeña recorren esa zona nortina asomados desde la manta que cubre la espalda de su madre aymara. Su mirada no alcanza a observar la región pujante de oportunidades y cambios. Por el contrario, la niña comienza a experimentar todas las formas de abuso que puede sufrir una pequeña inmigrante”.

Este relato resume parte del libro de Ediciones UC “Todos fueron culpables. La historia de una niña inmigrante violada y asesinada en Carrizal Bajo”, de la periodista y escritora Lilian Olivares de la Barra, que fue presentado en una ceremonia realizada en la sala Matte del Centro de Extensión de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

En el lanzamiento, que fue encabezado por el presidente de Fundación Amparo y Justicia, Ramón Suárez, estuvieron presentes también el Ministro de Justicia, José Antonio Gómez; la Secretaria Ejecutiva del Consejo Nacional de la Infancia, María Estela Ortiz; el Rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Ignacio Sánchez; la Directora de Ediciones UC, María Angélica Zegers; y el Presidente Ejecutivo de América Solidaria, Benito Baranda.

El texto da cuenta de las vivencias de una niña de sólo 10 años víctima de extrema vulnerabilidad, cuyos padres luchan por recuperar su cuidado, luego que éste fuera entregado a una mujer que trabajaba en una feria de Copiapó. La historia termina con su trágica muerte en Carrizal Bajo, el 28 de febrero de 2011, tras ser violada por el hijo de la cuidadora, el cual provoca un incendio para ocultar el delito cometido.

Los hechos corresponden a un caso real que fue representado por Fundación Amparo y Justicia, institución que desde hace 17 años brinda apoyo legal, psicológico y social a familias que han perdido un hijo o una hija por el delito de violación con homicidio.

“La historia constituye un verdadero paradigma, pues no sólo es el relato de un dramático caso de violación con homicidio, sino también sobre el maltrato en todas sus formas. Lo sucedido nos invita a realizar una profunda reflexión acerca de temas relevantes, como la infancia más desvalida y el trato hacia los inmigrantes, materias que nos atañen como sociedad”, afirmó el Presidente de Fundación Amparo y Justicia, Ramón Suárez.

Por su parte, el Presidente Ejecutivo de América Solidaria, Benito Baranda afirmó que espera que lo ocurrido a la niña boliviana “nos permita abrir los ojos a un modo de proceder injusto, violentador de las personas y altamente discriminador del Estado”.

“Instancias como éstas, de reflexión crítica y movilización ciudadana por los derechos de los niños, niñas y adolescentes han contribuido a la formación de una conciencia colectiva sobre lo imperativo que es emprender una reforma integral que plasme en las leyes, las políticas y la oferta programática el reconocimiento de los niños, niñas y adolescentes como sujetos de derechos”, destacó la Secretaria Ejecutiva del Consejo Nacional de la Infancia, María Estela Ortiz.

En tanto, el Ministro de Justicia, José Antonio Gómez, sostuvo que “necesitamos Tribunales de Familia que se interesen realmente en resolver estos problemas, no desde el estrado, sino desde el conocimiento práctico. Por eso la única gran revolución que podemos hacer en el sistema, es que cada uno de los que participa se involucre como tal, que sangre, que el corazón le palpite. Es la única forma, no hay otra”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.