FE & RELIGION INTERNACIONAL SOCIEDAD

La Parapsicología se reivindica como ciencia en Guadalajara

TRYP Guadalajara HotelLa RAE (Real Academia Española) define la parapsicología como “el estudio de los fenómenos y comportamientos psicológicos, como la telepatía, las premoniciones, la levitación, etc., de cuya naturaleza y efectos no ha dado hasta ahora cuenta la psicología científica”. No obstante, y sin echar por tierra el trabajo definitorio de la Academia, este fin de semana en una expedición practico-científica se abordó este estudio desde el punto de vista científico en las jornadas paranormales desarrolladas en el Hotel Tryp de Guadalajara a la que acudieron diversos profesionales del mundo de la medicina, la psicología, el periodismo o la historia antigua.

David Cuevas, uno de los organizadores del evento, sostuvo como ejemplo la perspectiva histórica de la que se habló durante las ponencias dinámicas del sábado donde “con datos sobre casas encantadas, aparecidos, adivinaciones en el mundo antiguo, los milagros de Jesús… hasta llegar a investigaciones en laboratorios y los métodos científicos puestos a su disposición, se pudo entender la relación existentes entre la parapsicología y la psicología científica”, demostrando que se ha avanzado de manera predominante en estos últimos 10 años.

Uno de los objetivos de las jornadas fue dejar atrás los prejuicios y estereotipos sobre la Parapsicología, lo que sin duda provocó dos sensaciones bien distintas en los más de dos centenares de asistentes, quienes además tuvieron la oportunidad de compartir con los representantes de la IPI y la EPES (Escuela de Parapsicología “El Santuario”) sus investigaciones y conocimientos sobre el mundo de lo paranormal en este nuevo milenio.

En la oportunidad, Cuevas apuntó que en la evaluación de la jornada realizada por el equipo organizador se concluyó que los participantes se profesaron “sorprendidos” con los contenidos de las distintas ponencias, especialmente porque “no sabían que la parapsicología se estudiaba de una forma tan rigurosa”. Y esto es debido que a su juicio de los profesionales asistentes, cuando se habla de este estudio “se tiende a pensar en su vertiente más sensacionalista y a imaginar a una persona con túnica y barba larga o en unas grabaciones de psicofonías”.

El cierre de esta jornada demostró, según reiteró el organizador y presentador del acto, “que ya se cuenta con personas que están realizando estudios de parapsicología bajo el auspicio académico, dando como resultado que algunas de las ponencias abrumaran a los asistentes con numerosos datos y estadísticas que forman parte del estudio científico”, concluyó.