ECONOMIA & INVERSIONES NACIONAL OPINION

La esperada gratificación de fin de año

Thierry Guihard Director General SodexoEn diciembre, y luego de haber pasado un año completo trabajando, es normal encontrar trabajadores desmotivados y cansados. Sin embargo esto, que pareciera ser un problema, puede transformarse en una oportunidad si se aprovecha de la manera adecuada.

El aguinaldo se presenta como una excelente manera de poder gratificar a los colaboradores por su esfuerzo y lealtad con la empresa. Opciones hay muchas, pero lo importante es encontrar algo que haga que los trabajadores se sientan valorados por sus empleadores.

Un estudio desarrollado por VCS Research concluyó que el 70% de los chilenos prefiere como aguinaldo poder elegir su regalo en múltiples tiendas, si es que el empleador no le entrega dinero. Surge una gran oportunidad para introducir este tipo de beneficios en las compañías, ya que el 35% de los trabajadores que el año pasado recibieron su aguinaldo en efectivo se declararon insatisfechos.

En el mercado existen muchas maneras de entregar este incentivo de forma innovadora, sin tener que recurrir a la clásica caja de mercadería. Una alternativa son las cuponeras con cheques canjeables en el comercio y también hay opciones novedosas que permiten que las personas seleccionen el regalo de su preferencia desde su computador, sin tener que moverse de su escritorio. Al entregarles la opción de elegir lo que más les gusta o lo que necesitan, se cumple el fin de que el aguinaldo sea efectivamente un regalo.

Más allá del aguinaldo de fin de año que les entreguemos a nuestros colaboradores, es importante lograr que ellos se sientan reconocidos por la labor y el sello que cada uno entrega en su trabajo. Generar lazos de pertenencia hacia la compañía contribuye en mejorar el ambiente laboral, aumentar la productividad y motivar a los empleados, lo que finalmente tiene un valor fundamental para cualquier organización.