Gendarme recibió perdigones en hombro al dispar arma de servicio

Gendarmeria de Tarapaca en Hospital de IquiqueFuera de peligro, reposo en su hogar y el inicio de una investigación sumaria, fue el resultado del accidente que protagonizó un funcionario de Gendarmería de Chile, mientras se aprestaba a tomar su turno de vigilante de una de las garitas del Centro de Internación  Provisoria, Centro de Reclusión de Condenados, CIP-CRC, más conocido como Ex Arco Iris.

El hecho se registró a las 12:20 horas de hoy miércoles, cuando el gendarme Joel Saavedra Henríquez, se aprestaba a entregar su turno de vigilancia en una de las garitas de ese recinto, en ese momento descargó las cinco municiones que se mantiene en el arma. Una vez en la mano se la cae al suelo una de ellas y en el momento de recogerla, pasó a llevar el disparador de la escopeta. Pero hasta el momento no está la explicación del por qué había un sexto tiro el que hirió al funcionario en el hombro izquierdo, luego de percutar el arma.

Rápidamente el joven gendarme, recibió las atenciones correspondientes y fue trasladado hasta la enfermería de esa unidad, recibiendo las primeras atenciones de parte del paramédico, el que posteriormente determinó trasladarlo a la posta de urgencia del Hospital Regional, donde se le extrajeron los perdigones que se alojaron en el hombro izquierdo.

De acuerdo a lo informado por la encargada del área de salud de la Dirección Regional, enfermera, Karla Guillen, el funcionario Joel Sepúlveda, siempre estuvo consciente, ni tampoco hubo pérdida de sangre, salvo la normal en estos casos, por el impacto que recibió.

En el recinto asistencial procedieron a lavar la parte dañada y después de la toma de una radiografía, se procedió  a extraer los perdigones que estaban alojados en la parte alta de la extremidad.

Afortunadamente el facultativo que atendió al joven gendarme, ratificó que no hubo compromiso con órganos vitales del cuerpo, ni tampoco la pérdida de sangre. Una vez que culminó toda la atención, cerca de las 14:30 horas, Joel Saavedra, fue dado de alta y enviado a su hogar para que cumpla con el reposo recetado por el médico que lo atendió.

De este accidente se dio cuenta al director regional de Gendarmería, al Seremi de Justicia y a la superioridad de la institución. Finalmente se dijo que de inmediato producido el accidente, se nombró a un oficial para que inicie la investigación y determinar las causas del accidente que pudo tener otro tipo de consecuencias.

prensa