FMI recorta estimación de crecimiento para Chile y advierte sobre déficit de cuenta corriente y la demanda

Fondo Monetario Internacional - FMIAfirmando lo señalado en el último IPoM del Banco Central, el Fondo Monetario Internacional (FMI) también corrigió a la baja la proyección de crecimiento de Chile para este año. Así se desprende de la revisión del Capítulo IV del organismo en el que prevé un crecimiento de 4,6% para el PIB del país en 2013, tres décimas por debajo de la estimación inicial de abril.

El informe, publicado por el Banco Central en su página web, explica que esta corrección a la baja está relacionada en parte por las menores perspectivas para el precio del cobre, que es el principal producto de exportación del país.

El informe del organismo multilateral, que mantiene en 4,6% la expansión para 2014, consigna que el crecimiento de Chile «sorprendió al alza» en 2012 «y a la baja» en el primer trimestre de este año.

«Estas alzas y caídas parecen ser parte de una transición zigzagueante hacia una tasa de expansión más sustentable en la actividad económica. La moderación en la actividad también está reflejando un cambio en la perspectiva para los precios del cobre», dijo el FMI.

Además del cobre, la entidad dirigida por Christine Lagarde advirtió que «la principal nube» sobre un desempeño más sólido es un giro rápido en la cuenta corriente.

«El creciente déficit de cuenta corriente y la creciente dependencia en el financiamiento de deuda ha aumentado los riesgo de la balanza de pagos. Pese a eso, la evaluación de los funcionarios del FMI es que el peso (chileno) está en el lado fuerte pero no claramente sobrevaluado», agregó el organismo.

Otro de los riesgos que identificó el FMI para la economía chilena, es la intensificación de la crisis en la zona euro y una «detención súbita de los flujos de ingreso de capital».

Pese a los signos de moderación de la demanda interna, la entidad advirtió que se mantienen «los riesgos de sobrecalentamiento ya que todavía no se asegura una desaceleración sostenida de la demanda doméstica». (DF)

prensa