Fiscalizadores de Aduanas decomisan más de 7 kilos de droga a burreros

Complejo Fronterizo de ColchaneMás de 7 kilos de droga decomisaron funcionarios de la Unidad de Control Drogas del Servicio Nacional de Aduanas en cuatro procedimientos registrados en la Primera Región. En todos los casos primó la experiencia de los fiscalizadores y los análisis de perfil de riesgo, dado que se trataba de burreros que utilizaron distintos métodos de ocultamiento.

El primer caso se registró en la avanzada fronteriza de Colchane, donde se detectó a una ciudadana peruana de 36 años de edad con  1 kilo y 570 gramos de cocaína. La droga iba oculta al interior de dos maletas, las cuales habían sido especialmente modificadas en su estructura para contener el alcaloide.

Los funcionarios de Aduana encontraron sospechoso el equipaje y al revisarlo en forma física encontraron que tanto las ruedas como los fierros de las maletas habían sido modificadas y contenían en su interior un total de 40 paquetes de diversas dimensiones y formas, los cuales fueron moldeados especialmente para adaptarse a la estructura y forma de las maletas.

La extranjera viajaba en un bus y salió desde la capital peruana de Lima, para luego seguir a Puno, ingresar a Bolivia por Oruro y de ahí tratar de llegar a Iquique vía Colchane.

En tanto, en la avanzada El Loa, los funcionarios de la Unidad Control de Drogas de Aduana sorprendieron durante la madrugada a dos chilenos que llevaban cocaína oculta entre su cuerpo. Ambos iban fajados con paquetes adheridos a la zona lumbar y el estómago.

Los imputados son santiaguinos y el primero tiene 48 años de edad y llevaba 2 kilos 317 gramos de pasta base de cocaína oculta en dos paquetes, uno adosado en la espalda y el otro pegado en el estómago. En tanto, el segundo  burrero, de 30 años de edad y también de Santiago, llevaba tres paquetes con 3 kilos y 318 gramos de pasta base de cocaína. Los dos viajaban en un bus desde Iquique a Santiago.

Para concluir la madrugada del sábado, los aduaneros de Colchane notaron la conducta sospechosa de un viajero internacional y al entrevistarlo se dieron cuenta que se trataba de un tragador de ovoides, quien señaló haber ingerido 60 cápsulas de cocaína. Se trata de un ciudadano boliviano, de 24 años de edad, y que viajaba desde Cochabamba a Iquique en bus internacional.

Todos los imputados y la droga fueron entregados a la policía y los casos derivados  al fiscal de turno de Pozo Almonte.

prensa