Experto sostiene que próximo paso para disminuir accidentes es fomentar el transporte público

Seguridad

Written by:

El académico de la Universidad de Santiago, Dr. Juan Pedro Sepúlveda, afirma que las miles de multas que se cursaron desde la implementación de la ley que reduce a 50 km/h la velocidad urbana eran esperable, porque los conductores continúan circulando considerando que el límite es superior. Además, indica que las autoridades deben promover la locomoción pública. “Cuando la gente se baja del automóvil, la tasa de accidentabilidad disminuye”, enfatiza.

Más de 3 mil 600 multas se cursaron los primeros 15 días desde la implementación de la ley que redujo a 50 km/h la velocidad máxima para vehículos en zonas urbanas. Según el Ministerio de Transportes, en el mes completo se podrían alcanzar las cinco mil infracciones. La proyección es evaluada positivamente por las autoridades, ya que la norma busca reducir tanto los accidentes como su mortalidad.

Para el experto en transporte y académico de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Juan Pedro Sepúlveda, para seguir bajando los siniestros vehiculares se debe fomentar, ahora, el uso del transporte público. “Está demostrado que cuando la gente se baja del automóvil la tasa de accidentabilidad disminuye. Por lo tanto, el próximo paso en este sentido es mejorar el sistema de transportes, para reducir la tasa de autos particulares en circulación”, afirma.

Por otra parte, destaca el proyecto de Centro Automatizado de Tratamiento de Infracciones (CATI), que se tramita actualmente en el Congreso y que busca fiscalizar con cámaras instaladas en puntos de mayor riesgo de accidentes. Sin embargo, estima que ello no debe hacer prescindir de Carabineros de Chile en terreno para controlar la velocidad.

“Estas cámaras estarán donde la tasa de accidentabilidades alta, pero esos mismos carabineros que ya no estarán ahí podrían ser redistribuidos en otros sectores. Incluso, se podría redoblar la fiscalización que se está realizando hoy, pero es una decisión del ministerio”, sostiene.

Finalmente, el académico del Departamento de Ingeniería Industrial del plantel considera que la cantidad de infracciones es alta, pero esperable, y que el verdadero problema radica en la educación vial de los conductores.

“La mayor parte de la gente continúa con el hábito de conducir su vehículo a 60 kilómetros por hora o más, ya que cuando no hay problemas de flujo, la gente circula a la velocidad que estima conveniente”, concluye.

Comments are closed.