Escenarios & Contra Escenarios: para este año, 2018 y siguientes

Banco Central de Reserva de ChilePor: Omar Villanueva Olmedo, Director OLIBAR Consultores Int´l

En las últimas semanas diferentes medios han entregado proyecciones de la economía nacional para fines del año. El Banco Central señala un PIB entre 4,25 y 5,25%, un IPC del orden del 3%, y otras cifras y enuncia consideraciones que podrían alterar esos valores. A su vez, varios analistas proponen cifras parecidas que apuntan, supuestamente, a lo que sería el «escenario más probable».

Después de seis años de turbulencias mundiales ¿se podría esperar un bienio de más calma? En las actuales condiciones resulta interesante señalar que se avecinan variantes situaciones que podrían ser controvertidas en el plano nacional y en el exterior, que podrían cambiar significativamente los resultados esperados de ese escenario de consenso más probable de los expertos, tanto en la dirección positiva como negativa.

Otros escenarios son posibles. En el plano nacional hay elecciones, que podrían ser muy reñidas: conservar el gobierno, o reconquistarlo, y eso conllevaría “efectos muy especiales y distintos” en: gasto público y privado, cumplimiento de expectativas sociales y étnicas, déficit fiscal, corrupción, balanza comercial, proyectos importantes en infraestructura, energía, vivienda, salud y la lógica incertidumbre sobre el nuevo gobierno. Más aún cuando no se conocen las promesas que harán los candidatos, ni las que presentará quien gane la Presidencia y el Congreso Nacional. Por otra parte, si se mantiene o crece la altísima abstención (60%), los ganadores contarían con “un mínimo y riesgoso respaldo de solo alrededor de un 20% de la población”. Todo esto puede afectar los precios internos, los optimismos y los pesimismos para invertir, y muchas otras variables económicas importantes para avanzar hacia el desarrollo deseado. Desde otro punto de vista, también sería posible crecer a tasas muy superiores a las actuales-superiores incluso al 6% y con baja inflación- si se tiene el liderazgo adecuado y convicción de cambios. Los escenarios alternativos anteriores podrían sorprender hasta los pronósticos -más optimistas o pesimistas- de los expertos de corto plazo.

En el plano internacional están las situaciones contingentes con países vecinos y sus efectos en los intercambios y situaciones más lejanas que pueden tener repercusiones internas, como la dirección que tome la economía norteamericana y los países emergentes, los altibajos en el éxito de la planificación centralizada de China, la tónica de las soluciones que se publiciten y las que se apliquen en la zona del euro, la irrupción de innovaciones tecnológicas que tengan impactos importantes, investigaciones espaciales, migraciones masivas, variaciones de climas y catástrofes, descontentos sociales que se podrían profundizar en algunos países y zonas del mundo, al mismo tiempo que acciones que busquen cambiar la distribución de la riqueza y disrupciones en mejores productividades y calidad de vida de las neo economías.

Es válido reconocer con humildad que el futuro es impredecible, como lo sabe todo el mundo, y que a fines de año recién se tendrá los resultados reales. Pero en aras del progreso se echa de menos la presentación de escenarios alternativos para este año y prever futuros más distantes como del Bicentenario 2018 y años siguientes, que es donde se jugará la llegada al mundo desarrollado. Hay metodologías para estudiar escenarios y anticiparse táctica y estratégicamente. Los futuros no tienen sorpresas sino sorprendidos y no ocuparse de ello para es un despropósito. Algún futuro está a la espera del país, Región de Atacama, Iquique, sus instituciones, su empresa y Ud. mismo. ¿Estamos preparados?.

prensa