GOBIERNO NACIONAL PARLAMENTO POLITICA & POLITICOS

El legado de Adolfo Zaldívar es una trayectoria de consecuencia democrática

Funerales de Adolfo ZaldivarTras el arribo de los restos del recientemente fallecido ex senador Adolfo Zaldívar a la sede del Congreso Nacional en Santiago, el Presidente del Partido Socialista de Chile, Diputado Osvaldo Andrade, entregó sus condolencias a la familia y expresó que el legado del también ex Presidente de la Democracia Cristiana fue una trayectoria de consecuencia democrática y convicción.

“El legado de Adolfo Zaldívar es una trayectoria de consecuencia democrática, una trayectoria de consecuencia personal, de convicción, uno pudo haber estado muchas veces en desacuerdo con sus opiniones pero se valora que las haya tenido y que las haya defendido cuando hay tanto travestismo en la política, cuando hay tanta gente que se disfraza de lo que no es, el recuerdo y la trayectoria de gente como Adolfo hay que reconocerla”, afirmó.

Andrade señaló que asistió a título personal y también en su condición del Presidente del Partido Socialista de Chile “a despedir a un amigo”.

“uno puede tener discrepancias en materia política pero no constituye eso un obstáculo para desarrollar amistad y con Adolfo tuvimos una relación de amistad bastante interesante, de mucha confianza, de intercambio de opiniones permanentemente, incluso en el último tiempo así que es un imperativo político, un imperativo ético y moral estar acá y acompañar a su familia, entregarles mis condolencias, pero fundamentalmente acompañar a un amigo que me merece el mayor respeto”, sostuvo.

El timonel PS también valoró el rol de Zaldívar como defensor de los DDHH y señaló que quienes fueron víctimas de la dictadura militar -como él- encontrar gente como el ex embajador en Argentina fue «una fuente de respaldo» por lo que manifestó que “no podía sino estar agradecido por lo que él hizo desde ese punto de vista”.

“Yo era un estudiante de leyes en esa época y encontrar a gente que tuvo la valentía de interponer recursos para defender lo que para muchos era imposible, no me cabe duda que refuerza este imperativo de estar acá despidiéndolo”, dijo.

Finalmente, Andrade calificó al fundador del PRI como “un hombre duro y un hombre de convicciones” con quien era muy fácil entenderse en política.

“Era un hombre con quien era fácil entenderse precisamente por eso, porque tenía una opinión clara, muchas veces contradictoria, nosotros siempre bromeábamos con Adolfo en el sentido de que para los socialistas entendernos con él era fácil porque expresábamos opiniones muy divergentes respecto de muchos temas, pero teníamos vocación y propósitos comunes, así que a pesar de esas diferencias de opinión siempre tuvimos una muy buena relación, de mucha franqueza, eso se valora mucho”, concluyó.