El abuso de analgésicos en adolescentes es un problema en pueblos pequeños

Los investigadores dijeron que parte del problema es la falta de educación en la naturaleza adictiva de las drogas prescritas.

Uso de analgesicosPor: Anastasia Subervi

Los jóvenes en las áreas rurales y ciudades pequeñas son más propensos a abusar de prescripciones de analgésicos que aquellos en las ciudades grandes y áreas urbanas, según una nueva investigación.

Entre las razones más comunes para el alto consumo de dichos medicamentos como OxyContin, oxycodone, percocet, y otras drogas con base de morfina, es que los adolescentes en las áreas rurales son más propensos a ser tratados en salas de emergencia cuando reciben prescripciones, así como también la falta de información sobre los peligros de abusar de ellos.

«Algunos padres ni siquiera saben que sus hijos son adictos a analgésicos porque sus niños están funcionando perfectamente bien todos los días», dijo Shannon Monnat, una profesora asistente de sociología rural, demografía y sociología en la Universidad Penn State, en un comunicado de prensa. «El abuso de calmantes es diferente al de beber, por ejemplo, porque los padres pueden ver si su hijo está borracho, y es hasta diferente de la marihuana porque hay diferencias en el comportamiento que pueden ser notables si su hijo está fumando yerba».

Los investigadores analizaron la información de 32.036 jóvenes entre las edades de 12 y 17 años que fue recolectada entre 2011 y 2012 como parte de la Encuesta Nacional en el Uso de Drogas y Salud.

La información de dicha investigación mostró que el 6,8% de jóvenes rurales, el 6% de jóvenes de pequeñas ciudades, y el 5,3% de jóvenes de las ciudades urbanas grandes, habían usado una prescripción de analgésico en el año anterior.

Cuando se consideraron los factores de riesgo para los abusos de las drogas, los expertos notaron que los adolescentes rurales eran 35% y los jóvenes de áreas urbanas pequeñas 21% más propensos que los menores de las áreas urbanas grandes a realizar un abuso de éstas. También se descubrió que las niñas normalmente abusan más de los medicamentos que los niños.

Además de no entender los riesgos del abuso de los analgésicos, los investigadores dijeron que algunos de los problemas en los adolescentes rurales es que estos buscan atención médica en salas de emergencias en vez de con doctores de cuidado primario. Los médicos en las salas de emergencia son más propensos a prescribir calmantes para el cuidado, lo cual cuando es combinado con falta de educación sobre las drogas puede aumentar las tasas de sobre uso.

prensa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.