EDUCACION & INSTRUCCION REGIONAL SOCIEDAD

Educación lanza campaña informativa y preventiva para evitar prácticas ilegales en los procesos de admisión escolar

Educación lanza campaña informativa y preventiva en IquiqueEl Seremi de Educación, Carlos Pérez, junto al Director Regional de la Superintendencia de Educación Escolar, Ricardo Villalba, lanzó una campaña preventiva e informativa que busca evitar prácticas ilegales en los procesos de admisión escolar en los colegios que reciben subvención del Estado.

En Tarapacá son cerca de 230 los establecimientos que iniciaron sus procesos de admisión 2014 y todos estos recintos recibieron un instructivo de la Superintendencia  recordándoles    que exigir certificado de notas anteriores y antecedentes socioeconómicos a los padres que postulan es un acto ilegal.

Carlos Pérez Seremi de Educación señaló que la campaña informativa y preventiva tiene como fin dar a conocer los derechos de los padres y apoderados durante el Proceso de Admisión Escolar. “Queremos que los padres se puedan informar ampliamente sobre cuáles son sus derechos a la hora de postular y matricular a sus hijos e hijas. También esperamos que los colegios cumplan con lo que estipula la ley, como por ejemplo, respetar la norma que prohíbe exigir el certificado de notas para aceptar a un estudiante entre pre-kínder y 6º básico, así como tampoco requerir antecedentes socioeconómicos para inscribir a un estudiante en cualquier colegio que reciba una subvención permanente del Estado”, señaló la autoridad.

La Ley General de Educación 20.370, en su artículo 12, precisa que los colegios que reciben subvención o aportes regulares del Estado y que poseen una oferta educativa entre el pre-kínder y 6º Básico “en ningún caso” podrán considerar en estos cursos el rendimiento escolar pasado o potencial del postulante. Y la ley exige que en dichos procesos no será requisito la presentación de antecedentes socioeconómicos de la familia del postulante.

La Superintendencia de Educación Escolar ha detectado que algunos establecimientos exigen certificados de notas del año anterior e incluso del primer semestre del año que se está cursando, lo que es inaceptable de acuerdo a la ley.

Para las instituciones que no cumplan con la normativa se contemplan multas que van desde los $2 millones hasta los $40 millones, si son graves y reiterativas.

El director regional de la Superintendencia de Educación Escolar, Ricardo Villalba,  señaló: “Aunque las cifras de denuncias que hemos recibido a la fecha son bajas, cualquier niño que quede fuera del sistema por culpa de algunas de estas razones, es algo grave”, dijo Villalba, por lo tanto hace un llamado a los apoderados a estar informados respecto de antecedentes que los colegios no les pueden exigir, entre ellos, las calificaciones o informes socioeconómicos.

Entre las principales causales de denuncia figuran el no entregar información sobre los resultados de las pruebas de admisión; solicitar promedio de notas; falta de transparencia e información del Proceso de Admisión; no se publican fechas ni cupos; no se respetan los plazos de postulación y se piden informes socioeconómicos. El jueves 7 de junio, la Superintendencia emitió un instructivo, dirigido a todos los colegios que reciben aportes del Estado, pidiéndoles que no exijan certificados de notas ni socioeconómicos desde pre kínder a 6º básico.

La normativa exige que el proceso debe ser objetivo y transparente, asegurando el respeto a la dignidad de los alumnos y sus familias. Al momento de la convocatoria, el sostenedor del establecimiento deberá informar: Número de vacantes ofrecidas en cada nivel, Criterios generales de admisión, Plazo de postulación, Fecha de publicación de resultados, Requisitos de los postulantes, antecedes y documentación a presentar, Tipo de pruebas a la que serán sometidos los postulantes.

Asimismo, las autoridades señalaron que importante que los apoderados se aseguren que el colegio cuente con reconocimiento oficial del Estado y conozcan el proyecto educativo del establecimiento, analicen los resultados del Simce y de la PSU, se informen si el establecimiento cuenta o no con reglamento interno y manual de convivencia, revisen la infraestructura, entre otros.