ECONOMIA & INVERSIONES GOBIERNO INTERNACIONAL

Crecimiento económico por sí solo no va a reducir brechas de desigualdad sostiene Michelle Bachelet

En un diálogo sobre el “Global Deal”, que promueve relaciones laborales más justas, la Mandataria señaló que Chile está aplicando los principios que difunde esta iniciativa, ya que “el trabajo digno es la piedra angular sobre la que construimos bienestar” y que “permite el desarrollo económico y social”.

Global DealLa Jefa de Estado, Michelle Bachelet, llegó esta tarde hasta el edificio del Ministerio de Relaciones Exteriores de Suecia, para participar en una conversación sobre la inciativa “Global Deal” (Acuerdo Global), presentada por el Primer Ministro sueco Stefan Löfven en el marco de la Asamblea General de Naciones Unidas en 2015, que busca mejorar el diálogo entre las contrapartes del mercado laboral y el Gobierno, además de las condiciones de contratación y la productividad.

Chile tiene interés en conocer la experiencia de Suecia en temas del mercado laboral. Cabe mencionar que nuestro país apoyó un documento conceptual desarrollado por el gobierno sueco en conjunto con la Organización Internancional del Trabajo (OIT) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Además, la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible, acordada el año pasado en Naciones Unidas, contiene metas específicas sobre condiciones laborales decentes para el crecimiento, considerando propuestas del “Global Deal”.

Tras escuchar una introducción realizada por el Jefe de Gobierno sueco, la Mandataria agradeció la oportunidad de dialogar sobre trabajo digno y señaló que esta discusión “es oportuna, actualmente estamos en medio de un debate el Congreso chileno sobre las nuevas reformas laborales, que es parte de un diálogo más amplio que está teniendo lugar en nuestra sociedad”.

Del mismo modo, agregó que “nuestra respuesta ha sido priorizar una agenda basada en los mismos principios que la iniciativa ‘Global Deal’. El crecimiento económico por sí solo no va a reducir las brechas de desigualdad; más bien, debemos desplegar con eficacia y decisión una serie de herramientas. La alternativa no es aceptable, un crecimiento limitado, disminución de la creación de nuevos y mejores empleos, menor productividad y más descontento entre los ciudadanos. El trabajo decente juega un papel esencial en esta agenda”.

La Mandataria enfatizó que “el trabajo digno es la piedra angular sobre la que construimos bienestar. No sólo porque proporciona una oportunidad de ganar un mejor ingreso, sino porque puede fortalecer la vida de las personas, sus familias y sus comunidades. Esto, a su vez, permite el desarrollo económico y social”.

Respecto a la aplicación de la Agenda 2030, que en su objetivo N°8 establece que el crecimiento no debe ser a cualquier precio, sino para promover el trabajo decente para todos y con un uso eficiente de los recursos naturales, la Presidenta Bachelet indicó que Chile está tomando las medidas necesarias para ejecutarlo en Chile. Para ello, informó que recientemente se firmó un acuerdo tripartito, un Programa Nacional de Trabajo Digno, que abordará el trabajo infantil, el empleo juvenil, la salud y seguridad en el trabajo, las pensiones y la protección social y de género, entre otras materias.

Finalmente, la Presidenta Bachelet afirmó que “hoy en día, nos enfrentamos a un gran desafío: la creación de relaciones más equilibradas entre trabajadores y empleadores. Hemos logrado la aprobación de la nueva ley laboral en nuestro Congreso, para modernizar las reglas para la negociación colectiva y la sindicación, en línea con los estándares laborales actuales, y ahora estamos trabajando en algunos ajustes con el fin de lograr esta reforma”. Y concluyó su intervención diciendo que “está claro que para alcanzar los más altos estándares laborales, nuestras naciones y todos los interesados deben trabajar juntos en los foros multilaterales y a nivel nacional”.