ANALISIS & ESTUDIOS LABORAL NACIONAL

Construcción es uno de los sectores claves en la creación de empleos creciendo al 9,9%

A pesar del bajo crecimiento económico del 2% durante el pasado año 2015, el empleo se mantiene estable. De acuerdo el informe entregado por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), la tasa de desocupación del trimestre móvil noviembre – enero de 2016 fue de un 5,8%, reflejando una baja de 0,4% en un año.

CChC Trabajadores de la construccionUno de los sectores claves en estas optimistas cifras es el de la construcción, ya que sus indicadores evidencian que los ocupados del sector crecieron un 9,9%, generando 63.980 empleos. Este dinamismo, se debe principalmente a la próxima entrada en vigencia del IVA a la vivienda, lo que adelantó muchos proyectos inmobiliarios.

“En 2015 hubo un significativo incremento en las promesas de compraventa de viviendas, porque esta oferta estará libre del pago de IVA. Esta situación, permitirá que el empleo en la construcción se mantenga en cifras positivas durante todo el año, debido a que lo vendido en 2015 tiene que ser entregado en 2016, antes de la entrada en vigencia de la reforma tributaria”, indicó el presidente de la CChC Iquique, Patricio Pavez.

Reforma Laboral

Sin embargo, este alentador panorama puede diluirse con las recientes indicaciones presentadas por el Ejecutivo al proyecto de Reforma Laboral, las cuales son consideradas por el gremio como preocupantes, principalmente la que se refiere a la negociación de la micro y pequeña empresa con sindicatos interempresas, pues en la práctica siempre se verían obligadas a negociar cuando el sindicato afilie sólo a trabajadores que pertenezcan a estos segmentos de empresas.

“La aplicación de este tipo de negociación colectiva a trabajadores contratados por obra o faena, refleja un profundo desconocimiento de la realidad de la construcción; y además perjudicará considerablemente a las pequeñas y medianas empresas del sector”, agregó Patricio Pavez.

Una característica de esta industria es que solo el 19% de su fuerza laboral se desempeña en grandes empresas, con más de 200 trabajadores. El 81% restante lo hace en PYME (37%), micro emprendimientos (36%) y microempresas (8%), las que en su mayoría actúan como subcontratistas: desarrollan una función específica –obra o faena– y por un tiempo acotado –no más de seis meses– dentro de un proyecto.

“Cómo gremio esta indicación nos preocupa tanto por los efectos que tendrá en los diferentes rubros de la economía, pero sobre todo en nuestro sector donde el 80% tienen la categoría de Pymes”, enfatizó Pavez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.