ANALISIS & ESTUDIOS SALUD

Compuesto presente en alimentos saludables podría prevenir eventos cardiovasculares

Mediante una investigación realizada en la Universidad de Talca, se determinó en un estudio primario que la luteolina, flavonoide y compuesto antioxidante presente en diversos alimentos saludables, sería un agente en potencia para disminuir los riesgos de sufrir infartos y otros eventos en adultos mayores.

Alimentos saludablesComo parte del Programa de Investigación de Excelencia Interdisciplinaria en Envejecimiento Saludable (PIEI-ES), desarrollado en la Universidad de Talca, cuyo enfoque es mejorar la calidad de vida de los adultos mayores de 65 años, se llevó a cabo una investigación para buscar nuevos agentes para la protección cardiovascular, espacialmente en personas de la tercera edad, enfocándose en la prevención primaria mediante la ingesta de alimentos saludables.

A casi 10 años de estudiar las plaquetas, células sanguíneas que en adultos mayores están más activadas que en individuos más jóvenes y que, entre otras situaciones patológicas, participan en eventos trombóticos arteriales (ej. Infarto agudo de miocardio y Trombosis cerebral), dicha búsqueda tuvo resultados positivos; investigadores de Laboratorio de Biología Plaquetaria de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Talca (www.plateletresearchlab.utalca.cl), encontraron un agente antiplaquetario Luteolina que nunca ha sido probado en la tercera edad.

Según explicó el investigador del PIEI-ES, Dr. Eduardo Fuentes, la luteolina es un flavonoide que presenta potentes propiedades antioxidantes, siendo un protector cardiovascular, presente en tan diversos alimentos como el brócoli, orégano, pimiento, perejil, zanahoria, aceite de oliva, romero, menta y té de manzanilla.

“En nuestra investigación hemos observado cómo la luteolina es capaz de inhibir la función de las plaquetas, lo que puede representar una disminución del riesgo cardiovascular. Además este compuesto presenta actividad antioxidante, antibacteriana y antitumoral, comentó Eduardo Fuentes.

Cabe destacar que en Europa, la luteolina la comercializan, pero aún nadie ha demostrado como este compuesto podría ser utilizado en la prevención de enfermedades cardiovasculares, principalmente en las personas de tercera edad. Por esta razón, los académicos del Laboratorio de Biología Plaquetaria, ya realizaron el estudio in vitro y ahora realizarán estudios con la participación voluntaria de adultos mayores. Al respecto Fuentes, expresó que, “Es necesario buscar nuevos agentes antiplaquetarios para pacientes de edad avanzada, esto porque en nuestro país los adultos mayores representan una población en constante crecimiento”.

El consumo diario de este flavonoide, como fitofármaco o suficiente cantidad de frutas y verduras, podría prevenir trombosis arteriales.

Cabe destacar que el tratamiento contra la actividad plaquetaria representa un pilar fundamental para la prevención de enfermedades cardiovasculares, siendo los pacientes de edad avanzada los más propensos a sufrir efectos adversos de los fármacos antiplaquetarios, por lo que investigar en la búsqueda de nuevas moléculas antiplaquetarias es muy importante.