¿Cómo construir una clase online?

¿Cómo construir una clase online?

La emergencia sanitaria gatillada por el avance del Coronavirus en el mundo puso en evidencia la necesidad de que todos los estudiantes y profesores puedan acceder a la conectividad digital.

Este período en que los estudiantes han debido permanecer junto a sus familias aprendiendo en casa o en modalidad de teletrabajo puso en evidencia la necesidad de innovar en la forma de acceder a los contenidos y en la construcción del material educativo digital.

Por eso, para los profesores se ha vuelto fundamental tener un buen manejo tecnológico con herramientas que faciliten el aprendizaje de una manera más amigable y entretenida.

“Tenemos que estar alineados con la tecnología, sino no podremos resolver las demandas educativas derivadas de esta emergencia sanitaria”, dice Jessica Bastías, académica de la carrera de Pedagogía en Educación Diferencial de la U. San Sebastián.

La académica precisa es clave enfrentar ciertos desafíos como mejorar la conectividad e internet para estudiantes y docentes en sus casas. Pero, además, hay que trabajar con herramientas y plataformas digitales que hagan que el aprendizaje pueda ser entretenido.

“Las plataformas son bien amigables lo importante es que los estudiantes no se encuentren sólo con una presentación de Power Point o con un material de lectura. Hay que ocupar de manera atrayente las herramientas de la plataforma y combinar con otras herramientas” indica la docente de la USS.

Armando la clase

Jessica Bastías dice que hay que tener claro cuál va a ser el objetivo y el resultado de aprendizaje que tiene una determinada asignatura.

· Primero, se trata de pensar qué está pidiendo esa asignatura que yo desarrolle con mis estudiantes.

· Luego se debe hacer una trayectoria educativa en una dinámica en el formato virtual.

· Evaluar como profesor con qué herramientas para trabajar desde casa y lo mismo con mis estudiantes.

· Tomar decisiones pedagógicas y elegir las herramientas o la plataforma que se va a ocupar.

· Seleccionar el contenido y documentos que serán parte de esta herramienta digital.

· Definir qué actividades o recursos serán parte del recorrido que debe hacer el estudiante, sin dejar de lado que sea atrayente y entretenido para los estudiantes.

· Se trata de armar un curso con varios recursos como: archivos, videos, fotos, imágenes y actividades dinámicas, para hacer desafiante el aprendizaje.

· Dinamizar los archivos de lectura con preguntas orientadoras o video complementarios (Qr) que focalicen y guíen la lectura, incorporar en los videos preguntas (H5p) para generar la reflexión y el análisis que se busca.

· Usar videoconferencias para profundizar en los contenidos, entrevistar a los grupos de trabajo, explicar trabajos o corregir evaluaciones.

· También es importante que la evaluación sea variada y aprovechar la situación para que los estudiantes generen uso de muros digitales (Padlet), tutoriales dando cuenta de trabajos de aplicación o relatos (PowToon) y claro la clásica evaluación, pero con preguntas de aplicación o análisis.

· Siempre es bueno monitorear el ritmo del curso, elaborar consultas por encuesta cortas, indagando en cuáles han sido las actividades más efectivas y dónde están las falencias. Así es posible incorporar las mejoras a tiempo.

prensa