DEREHOS HUMANOS GOBIERNO REGIONAL SOCIEDAD

Comité Contra Erradicación del Trabajo Infantil busca consolidar a más garantes de derechos

Con la aprobación de un cronograma de visitas a las caletas y actividades de intervención, participación ciudadana y de difusión que incluirán por primera vez a Colchane, terminó la primera sesión del Comité Regional Contra la Erradicación del Trabajo Infantil y Protección al Adolescente Trabajador.

Miembros del Comité Contra Trabajo Infantil en ColchaneUna mesa de coordinación conjunta integrada por servicios públicos, organizaciones privadas sin fines de lucro y las entidades de orden y seguridad que entre sus objetivos primordiales busca concientizar a la población de que el trabajo infantil roba la infancia a niños y niñas, dificulta los estudios, genera trabajo precario y perpetúa la pobreza.

“Luego de una evaluación positiva a nivel nacional sobre lo realizado el 2015, donde se cumplieron todas las metas trazadas, nos hemos reunido nuevamente para coordinar las actividades del año que nos permitirán seguir monitoreando y acotando la participación de niñas, niños y adolescentes en todas aquellas formas de trabajo prohibidas”, sostuvo el presidente del comité regional Jaime Hip Hidalgo, quien enfatizó que el plan local contiene siete actividades que mezclarán intervención, fiscalización y jornada de diálogo con padres, apoderados y todos aquellos adultos responsables que están llamados a asumir su rol de garantes de derechos de los niños y niñas.

“No sólo las personas que trabajan en temas ligados a la infancia son los encargados de resguardar los derechos de nuestros niños y niñas, sino que también deben asumir su rol de garantes los funcionarios de la administración pública, los representantes de las policías y el mundo adulto en general, quienes en definitiva nos permitirán transformar esta sociedad en una más inclusiva y respetuosa con los chicos, que por cierto, son sujetos de derecho”, explicó Kurt Hener, coordinador intersectorial del Sename, servicio público que integra la mesa en la que además destacan la Seremi de Justicia, la Seremi de Desarrollo Social, el Instituto Nacional de la Juventud, Injuv; la Fundación Integra, el Consejo Nacional de la Infancia, la Dirección del Trabajo, la Policía de Investigaciones de Chile, PDI, Carabineros de Chile, más la Corporación Opción y las Oficinas de Protección de Derechos, OPD tanto de los municipios de Iquique como de Alto Hospicio.

Catastrar y actuar

La coordinadora regional del Consejo de la Infancia, Orieta Burgos Hermosilla, indicó que el comité regional es un espacio importante para poder avanzar en la política de promover los derechos y en los niños y niñas, cumpliendo así con los alcances de la Política Nacional que ha establecido la Presidenta Michelle Bachelet.

“Desde acá podremos sumar espacios de participación no sólo para que se ejerzan y garanticen sus derechos, sino que además para actualizar los datos sobre cuál es la realidad de la región, donde están los niños que trabajan, qué es lo que están haciendo y qué factores los están afectando, de manera de adecuar las estrategias para disminuir el trabajo infantil en la Tarapacá y el país en general”, expuso Burgos, quien durante la próxima semana liderará un equipo que justamente catastrará lo que sucede en las caletas del sector sur.

Las denuncias

La directora regional del Sename, Paula Soto Saavedra, explicó que a la hora de hablar sobre denuncias es fundamental concientizar a la ciudadanía acerca de que cualquier persona puede establecer denuncias, un paso fundamental para tomar cartas en el asunto y destrabar conflictos que incluyan trabajos peligrosos e intolerables, como la esclavitud, la explotación sexual comercial, entre otros.

“Independientemente de que muchas veces no conocemos el proceso tras la visualización de menores trabajando, lo primero que debemos hacer es marcar el 147 o en su defecto el 133 de Carabineros para informar inmediatamente la situación, una alerta que activa inmediatamente el sistema de protección para cualquier niña o niño que resulte afectado”, dice Soto, argumentando que una vez que se toma la denuncia el personal de Carabineros acude al lugar a constatar la situación, mientras que paralelamente se oficia acerca de la situación al Servicio Nacional de Menores.

“La idea es que a través de nuestros programas se verifique la dirección del niño, si está inserto en algún sistema escolar, si vive con padres o no, para que se pueda judicializar el caso en la medida de lo necesario”, concluye la titular del Sename.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.