Cámara de la Construcción analiza Plan Regulador Intercomunal

Conferencia PRI CChC IquiqueContribuir al desarrollo armónico de la ciudad es una de las principales preocupaciones de la Delegación Iquique Cámara Chilena de la Construcción (CChC), por lo cual el gremio ha mantenido una activa participación en el proceso de elaboración de la propuesta del Plan Regulador Intercomunal (PRI) de Tarapacá.

Actualmente, Iquique cuenta con escasos y costosos terrenos disponibles para nuevas construcciones, convirtiéndose en una de las ciudades con los valores de suelo más altos del país. Situación que, a juicio de la CChC, puede ser revertida con un nuevo diseño del Plan Regulador Intercomunal, que considere factores como la actual demanda de viviendas, infraestructura de uso público y densidad poblacional.

PRI

“El retiro del PRI por parte del Minvu era una nueva oportunidad para la ciudad. Por eso, nuestro gremio espera retomar el trabajo con las autoridades e insistir en nuestras propuestas técnicas, orientadas a solucionar los problemas de escasez de suelo y demanda habitacional, de manera de aportar con una visión de futuro al desarrollo de Iquique”, señaló Enrique Guajardo.

“Consideramos que hemos perdido tiempo valioso para el desarrollo de la ciudad, cuatro años. Además, hemos tratado de reunirnos con la nueva seremi de Vivienda y Urbanismo, Moyra Rojas, quien nos ha postergado en varias oportunidades las reuniones solicitadas, incluso una hora antes de su realización, como ocurrió hoy”, enfatizó el presidente del gremio regional.

La última propuesta del PRI, realizada por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, indicaba que en los sectores más próximos a la ciudad (Bajo Molle y Tres Islas) la densidad máxima sería de 350 habitantes por hectárea, restringiendo además, la edificación a un máximo de 11 metros de altura (no más de 4 pisos). Esto significaba que en una hectárea podrán habitar menos personas, lo que sólo haría viables proyectos costosos y fuera del alcance de familias de sectores menos acomodados, acrecentando aún más la segregación social que se viene presentando en forma sostenida en Iquique.

“Durante el trabajo con el ex seremi, Carlos Alarcón, habíamos consensuado densidades y alturas, acuerdos que nunca se incorporaron en la actual formulación del Plan Regulador Intercomunal”, insistió, Enrique Guajardo.

Visión gremial

A criterio del gremio, el tema de las densidades y alturas afecta directamente a las personas y no así a las inmobiliarias, quienes tienen la capacidad de adaptar sus inversiones a las demandas existentes en el mercado, las que pueden materializarse en Iquique como en otras ciudades.

Por ello, una de las propuestas de la Cámara Chilena de la Construcción, es que en el tema de la densidad, se utilice el concepto de “Densidad Promedio”, lo cual permitiría la aplicación de densidades altas, medias y bajas, de acuerdo a la infraestructura y características de cada sector.

“Asimismo, las objeciones de la CChC al PRI propuesto se fundaron en que los estudios realizados para la incorporación de parámetros de construcción, datan de hace más de 9 años, desconociendo la actual y futura demanda de viviendas en Iquique, que es muy superior a la observada en esos años”, manifestó el presidente del gremio.

“Dado que el PRI regirá sobre una amplia extensión territorial, debe considerarse como una herramienta para solucionar los graves problemas de falta de suelo urbano y como un primer paso para la aprobación de otros instrumentos de planificación territorial, como Planes Reguladores Comunales y Seccionales, los cuales respondan de mejor manera a las reales demandas de la población”, recalcó Enrique Guajardo.

Por otro lado, la CChC manifestó que los proyectos de generación energética incluidas las centrales termoeléctricas, no se presentan como una instancia vinculante con el Plan Regulador Intercomunal, debido a que su aprobación depende directamente de su cumplimiento con la legislación ambiental.

“Como gremio, estamos conscientes de la importancia de la energía para el crecimiento económico y la competitividad del país. Creemos que se necesita energía segura para que no se presenten problemas de suministros, a bajo costo y sustentable, esto último implica que todos los proyectos de generación deben cumplir con la legislación ambiental existente, con lo cual cualquier proyecto que reciba una Resolución de Calificación Ambiental favorable, independiente de cuál sea la fuente de generación, debiera poder concretarse”, indicó el presidente de la Delegación Iquique CChC, Enrique Guajardo Castillo.

Además, el directivo agregó que es imprescindible que las empresas generadoras desarrollen un trabajo conjunto con las comunidades locales, desde el origen de los proyectos, de manera que las personas perciban que les aportan más beneficios que costos. Asimismo, expresó que es importante que las empresas dejen en las regiones parte de los impuestos tributados, precisamente para que la comunidad sienta que los proyectos de generación impactan positivamente su calidad de vida.

prensa