COMUNAL GOBIERNO NATURALEZA & MEDIO AMBIENTE PROVINCIAL REGIONAL SEGURIDAD SOCIEDAD TURISMO

Alcalde de Iquique compromete colaboración con proyecto de alerta de Tsunami

Proyecto Alerta de Tsunami en IquiqueComo un proyecto de vital importancia para toda la comunidad calificó el alcalde de Iquique, Jorge Soria Quiroga, el plan que tiene la Agencia de Cooperación Japonesa, JICA,  para ejecutar en la ciudad: “Un Mejoramiento de Tecnología para desarrollar una Comunidad Resiliente ante los Tsunami”.

De entrada, el edil destacó que el país asiático les dé una mano para saber qué hacer en caso de que arribe a la zona una ola gigantesca producida por un maremoto. Es decir, valoró que con un trabajo de cuatro años se establezca y mejore las medidas de mitigación: ante el desastre que podría provocar un tsunami. “Es muy importante que todo lo que ellos saben se transmita a toda la comuna”, precisó.

Por lo mismo, hizo hincapié en la importancia de este trabajo pues se realiza de acuerdo con escenarios de desastres de tsunami en Chile y Japón. En esa línea, apreció que quienes tienen la tarea de implementar este proyecto – JICA, Pontificia Universidad Católica de Chile y Satreps- busquen cómo tener un procedimiento para difundir información con el uso de las experiencias japonesas como referencias.

Del mismo modo, el edil puso a disposición todas sus direcciones municipales con el fin de poder  desarrollar un método de planificación en su administración. Es decir, según el proyecto, para que sus funcionarios y unidades puedan funcionar después de una catástrofe natural ocurrida en su jurisdicción. “Hay que educar a los nuestros y tener de todo para la eventualidad”, puntualizó.

Simulación

Pero, ¿se sabe cómo y hasta dónde podría llegar un tsunami en Iquique? Según los expertos que visitaron el alcalde, Víctor Orellana y Rodrigo Cienfuegos, toda la información data del último evento marítimo ocurrido el 9 de mayo de 1877. Eso sí, hay estudios científicos que detallan como una ola de tsunami -de 50 centímetros de altura- lanza  a una persona al suelo. Incluso, un tumbo de dos metros es capaz de botar y destruir una casa.

Por todo eso, es que resulta necesario contar con algún parámetro que permita saber qué  es lo que provocaría esta catástrofe en la zona. En esa línea, el representante japonés de JICA en Chile, Takashi Ito, adelantó que se busca estimar -mediante modelos matemáticos de simulación de precisión- el daño que dejaría en la ciudad el paso de un tsunami.

De ahí también la importancia que tiene el crear bases de datos acerca de desastres por el terremoto y tsunami en Chile (2010) y Japón (2011). Ello, apuntaron los profesionales, con el fin de comprender y estimar desastres por posibles emergencias en el futuro. “Tenemos una información importante y debemos utilizarlas acá. Además, hay que destacar que es la segunda ciudad en Chile donde se realiza”, precisó Cienfuegos.

En ese punto, fue donde el alcalde Jorge Soria Quiroga resaltó lo crucial que resulte tener medidas de seguridad en Iquique. De hecho, solicitó que el proyecto dé algunos adelantos respecto a qué deben realizar los nortinos en caso de tsunami. “Ojalá podamos saber rápido en donde la comunidad pueda evacuar. Es un proceso que debe ser informado para que nosotros lo difundamos a través de todos los medios necesarios”, dijo el edil.

Alerta

Por lo mismo, es que el proyecto -de Investigación para el Mejoramiento de Tecnología para desarrollar una Comunidad Resiliente ante los Tsunami- tiene también como objetivo el  proponer un procedimiento preciso de alerta ante un evento natural proveniente desde el Océano Pacifico. “La idea es desarrollar un procedimiento preciso de alerta de tsunami, incorporando datos de movimientos telúricos medido por sismómetros y tsunamis medidos por equipos costeros”, explicó el doctor en ingeniería Rodrigo Cienfuegos.

De paso, apuntó  el coordinador técnico del programa, Víctor Orellana, se debe implementar un modelo para utilizar puertos en una fase de rescate después de un desastre de tsunami. Ello, recalcó, con uso de las experiencias japonesas como referencias. “Iquique es un gran puerto y se debe trabajar en ello .Además, ya hay una también primera experiencia en Chile (Talcahuano) ”, precisó.

En todo caso, también existe un ambicioso plan de difusión en juntas de vecinos, colegios, empresas, servicios públicos, recintos comerciales, entre otras entidades que aglutinan a una gran cantidad de personas.  “Hay que sociabilizar a todo el mundo respecto a lo que podría ocurrir en nuestra costa. Es decir, desde el más pobre hasta el más rico debe saber qué  hacer en caso de tsunami”, enfatizó el alcalde.

En esa línea, el proyecto contempla que en el segundo año – en su fase 3 de desarrollo de metodologías de difusión- se examine cómo y dónde llegar con el levantamiento de información que se hizo durante la primera temporada (2012). De hecho, durante el 2013 debe estar la elaboración y distribución de material educativo.

Nuevo Iquique

Si bien recién en marzo se va a comenzar a trabajar de nuevo en este proyecto que es financiado con recursos del Estado, el alcalde y la Agencia de Cooperación Japonesa acordaron comenzar a ocuparse firmemente en el proceso de capacitación y colaboración entre ambas entidades. “Está todo a su disposición porque así también con sus informe nos ayudan a entender cómo y dónde construir el Nuevo Iquique”, comentó el edil.

De hecho, es ahí  donde toma importancia el hecho de mejorar los planes y métodos de diseños de estructuras de mitigación ante la ocurrencia de un tsunami. “Yo autorizo a construir edificios y debe – a través de la Dirección de Obras- indicar cómo lo deben hacer. Además, esto me sirve para saber si podemos construir una nueva Zofri cerca del mar”, explicó el alcalde.

Por lo mismo, valoró  la importancia que tienen estos estudios pues así se elaborará un mejor y seguro plan regulador de la comuna. “Es la seguridad de mi pueblo y ante esta experiencia que tienen los japoneses: se debe actuar y seguir sus medidas. Nosotros, te repito, pondremos a disposición todos nuestros arquitectos e ingenieros”, subrayó el jefe comunal.

De esta forma, quedó  enterado y comprometido en colaborar con la seguridad de los 183.997 habitantes que tiene Iquique. De paso, se enteró de planes de evacuación que podrían utilizar en los edificios de mayor altura. “Vamos aprendiendo y ya sabemos lo de la evacuación vertical, es decir, que es más seguro que todos suban a un piso determinado”, remató el alcalde Jorge Soria Quiroga.