Vicepresidente de Cochilco: “Pequeña y mediana minería permiten la desconcentración económica y urbana”

El Vicepresidente Ejecutivo de la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), Sergio Hernández, explicó la trascendencia de la pequeña y mediana minería en el desarrollo económico y social del país en el seminario “Modernización de Paipote frente a los desafíos de la pequeña y mediana minería” organizado por Enami y Diario Atacama en Copiapó.

Hernández señaló que la pequeña y mediana minería son uno de los pilares del exitoso modelo de desarrollo minero de Chile y que sin la existencia de este sector ello no hubiera sido posible. “La pequeña y mediana minería permiten la desconcentración económica, urbana y social, tienen un rol geopolítico importante, y en ello Enami ha sido clave por su rol de fomento”, enfatizó el Vicepresidente Ejecutivo de Cochilco.

Agregó que entre los años 2006 y 2015 la producción de la pequeña minería fluctuó entre 92 mil y 59 mil toneladas de cobre, llegando a representar en 2015 el 1% de la producción nacional. “La pequeña minería de Atacama aporta el 44% del total que genera este sector a nivel nacional”, señaló Hernández.

Sostuvo además que el menor precio del cobre ha impactado negativamente en el número de proveedores pasando de 1.087 en 2014 a 905 en 2015.

En relación a la mediana minería señaló que son cerca de 30 empresas que componen este sector, el cual en 2016 generó exportaciones por US$ 1.230 millones similar a los envíos del sector vitivinícola.

Añadió que actualmente hay tres proyectos de la mediana minería en el Catastro de Inversiones, estos son Productora en estado potencial; Diego de Almagro y El Espino en estado posible, y que en conjunto suman US$ 1.200 millones.

Proyecto fundición de Enami

El Vicepresidente Ejecutivo de Enami, Jaime Pérez de Arce, explicó las etapas que ejecutará la empresa para cumplir con la norma de emisión que exigirá a contar de 2018 captar el 95% de los contaminantes que emitan las fundiciones. La primera fase señaló es la ambiental que considera cumplir a fines de 2018 con dicha norma. “Vamos a cumplir pero este es un objetivo modesto porque a nivel internacional las fundiciones están captando el 99%, por eso nosotros queremos ir más allá” enfatizó.

Para lograr ello, añadió, tienen contemplado desarrollar una fase 2 que tiene una mirada de largo plazo. Esta etapa explicó significa construir una nueva fundición con tecnología china que permitirá captar más del 99% de los contaminantes. Esta fundición, que incluye una refinería, tendrá una capacidad de 700 mil toneladas de procesamiento de minerales en el año y un costo de US$ 760 millones, y se espera esté terminada a fines del año 2021. “Este fundición, de materializarse, sería la más moderna de América”.

Añadió que la nueva tecnología les permitirá pasar del cuarto cuartil de costos al primero con un costo de 19 centavos de dólar la libra.

En la fase de obras tempranas, añadió el Vicepresidente Ejecutivo de Enami, el proyecto generará 300 empleos directos entre los años 2017-2018; y una vez empiece la construcción, esto sería entre 2019 y 2021, 3 mil empleos.