Nueva estación UC: Investigación de punta en pleno desierto de Atacama

Como aprovechar el agua de niebla como recurso hídrico y sacar mayor partido del sol para generar energía eléctrica para la industria y uso residencial, son algunas de las líneas de estudio que se realiza en este centro a 65 km de Iquique.

Recién inaugurada por el ministro de Bienes Nacionales Víctor Osorio y el rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile Ignacio Sánchez, está la nueva infraestructura de la Estación Atacama UC. Las instalaciones, ubicadas en el sector de Alto Patache, buscan ofrecer un lugar para que académicos y alumnos, de distintas universidades nacionales y extranjeras, investiguen en temas tales como biodiversidad, climatología, recursos hídricos y energías renovables.

Se trata de un conjunto de domos unidos por pasarelas, con una intervención mínima en el entorno, que disponen de espacios para conferencias, estaciones de trabajo y alojamiento. Las instalaciones son completamente autosustentables: el agua que se utiliza para el consumo proviene de la niebla y la energía eléctrica, de paneles solares fotovoltaicos.

“Como Universidad nos interesa aportar en investigación, pero también queremos relacionarnos con las comunidades locales. Por eso hemos establecido y estrechado lazos con las universidades estatales de la región para poder hacer investigación en conjunto; y también hemos estado trabajando para hacer un aporte a la educación y cultura de los niños de escuelas vulnerables de los territorios donde estamos presentes, en este caso con una Biblioteca Escolar Futuro en Alto Hospicio”, expresa el rector Ignacio Sánchez. “Queremos ser un aporte sustantivo a la comunidad”, enfatiza.

La Estación fue creada originalmente en 2006 en una concesión de 1.114 hectáreas entregadas por el Ministerio de Bienes Nacionales a la UC, es pionera en el estudio de la niebla, fenómeno que se forma con particular densidad generando un verdadero oasis capaz de generar un ecosistema de especies endémicas y líquenes en el desierto más árido del mundo. Sin embargo, los cerca de 50 mm de lluvia caídos en menos de tres horas durante agosto de 2015, arrasaron las pequeñas instalaciones existentes, por lo que la nueva infraestructura permite continuar y potencias el trabajo de investigación.

“Alto Patache es un bien protegido y ha sido entregado en concesión a la Universidad Católica para garantizar su conservación, logrando en este sentido resultados notables”, explica el ministro de Bienes Nacionales Víctor Osorio. “Este es un lugar privilegiado dada su localización geográfica; la presencia casi permanente de niebla permite el desarrollo de un ecosistema único en Chile y prácticamente en el mundo. Esto nos ha llevado a generar una base de datos del comportamiento de la niebla como recurso hídrico desde 1997 hasta la fecha, probablemente una de las de más larga data”, agrega el director de la Estación Atacama UC y académico del Instituto de Geografía, Pablo Osses.

También es un lugar ideal para el estudio de las energías renovables. Gracias a un convenio entre la Universidad Católica, CORFO y Fraunhofer Chile Research, se realizan estudios pioneros en el desarrollo de tecnologías de energía solar que permitan generar electricidad, calor y también producir agua, por ejemplo a través de la desalinización, generando un gran impulso a la industria y economía regional.

Otros estudios tienen que ver con los líquenes, semillas y especies endémicas o propias del lugar; climatología y comportamiento de la niebla; habitabilidad en el desierto, sustentabilidad en zonas áridas y comunidades costeras, entre otros. De esta manera, la Universidad Católica busca ser un aporte concreto al desarrollo de la región.