Candidata Danisa Astudillo llama a superar brecha entre desarrollo de Iquique y comunas rurales

Como una situación que debe ser prioritaria a contemplar en las políticas de desarrollo de la Región, calificó la candidata a diputada por el Partido Socialista, Danisa Astudillo, la brecha existente entre el desarrollo que se da en las ciudades de Iquique y Alto Hospicio, respecto a lo que ocurre en las comunas rurales, generando un verdadero “centralismo”.

“Es urgente que cuando pensemos en el desarrollo de nuestra Región, lo hagamos de manera equitativa, pensando también en los pueblos, porque de lo contrario, se repite lo que criticamos: el centralismo de las regiones, incluida la nuestra, respecto de Santiago”, dijo la ex concejala por Iquique.

Danisa Astudillo formuló estas declaraciones, luego de realizar una visita a Macaya, hasta donde se trasladó invitada por la dirigenta de la organización de “Pobladores e Hijos residentes del pueblo de Macaya”, Ruth Godoy, para participar en la celebración del Apóstol San Santiago.

Además, para participar del inicio del proyecto de electrificación de la plaza, ubicada frente a la iglesia del pueblo. “Esta iniciativa pretenden dotar de energía eléctrica, a través de postes que se alimentarán con paneles solares, lo que me parece un buen inicio”.

Recordó que nació en la oficina salitrera Victoria. “Era muy pequeña, pero rescato el hecho que en la Salitrera, había maternidad, cosa que aún no tiene Alto Hospicio, comuna que también presenta una brecha respecto de Iquique, como capital regional.
En su trayectoria personal y en función de los cargos públicos que ha sostenido. “Por eso entiendo claramente lo que significa para ellos vivir fuera de la urbe y desarrollar su vida en la ruralidad, por lo que siento que es imperioso que generemos las condiciones de vida digna para los pobladores de las comunas”, remarcó Astudillo.

Agregó que le llaman mucho la atención “las diferencias que hay entre los pueblos del interior y el desarrollo que existe las comunas como Iquique y Alto Hospicio, donde contamos tenemos las necesidades básica resueltas, como parte de su desarrollo natural, pero en estas comunas rurales, como acá en Macaya por ejemplo, las personas todavía viven en condiciones que no cumplen con el mínimo estándar de calidad de vida”.

Pese a ello, los lugareños “están tan apegados a sus tradiciones y a sus creencias de manera muy profunda. Algunos se mantienen en el pueblo o viajan de la ciudad a su tierra para que no se pierda su cultura y rescatar los valores ancestrales. Y eso es un valor muy potente que debemos reconocer”, concluyó la candidata.